No hay nada más placentero que disfrutar de la familia o amigos saboreando un buen vino, Whisky o cualquier otro tipo de tus destilados favoritos. Y es que, las conversaciones de sobremesa acompañadas por nuestros botellones favoritos son siempre el cierre perfecto para una reunión. Hoy nos enfocamos en estas maravillosas botellas, en cómo sacarle el máximo partido para reutilizar botellones.

A la vez que disfrutamos de nuestras bebidas podemos colaborar con el cuidado del medio ambiente. Los botellones que vendemos en nuestras tiendas son reciclables y reutilizables, tantas veces como quieras. Hay varios usos de botellones que podemos hacer una vez que estén vacíos:

Tarros para guardar comida.

Los botellones son perfectos para guardar y conservar los alimentos. Arroces, pasta, lentejas, miel y muchas cosas más pueden ser almacenadas en un botellón. Además, está de moda contar con varios recipientes en las estanterías, ya que además de ser vistosos, cumplen perfectamente su cometido a la hora de almacenar cualquier ingrediente.

Dispensador de jabones

Añadiendo un pequeño dosificador a la parte superior podemos tener un elegante dispensador de jabón para el baño. Puedes servirte de la botella para colocarla en posición inversa. Hay soportes como el balancín ideados precisamente para eso.

Maceta para plantas & Regadera

Tus plantas lucirán radiantes en un botellón de los que vendemos en Bodega El Barril. Una vez hayas bebido y disfrutado del destilado, solo tendrás que lavar el botellón y rellenarlo con sustrato. No necesitas abrir más la botella, mientras que también podrás emplearla como regadera. Sea cual fuere su finalidad, cambiarles el agua será una tarea muy cómoda.

reutiliza tus botellones

Decoración para reutilizar botellones

Los botellones ofrecen muchas posibilidades de decoración. Podemos llenarlas de arena y conchas para darle un toque marino, jugar con piedritas y granos de arena de colores o pintarlas por fuera con los diseños más originales.

Estos son los usos más sencillos para reutilizar botellones. Para los manitas las posibilidades son infinitas. Se pueden hacer percheros a partir de botellones, vasos de vidrio, peceras, estanterías soportadas por botellas, candelabros y mil cosas más.

Con los botellones es posible disfrutar de nuestros sabores preferidos y cuidar nuestro entorno al mismo tiempo. Y tú, ¿Qué uso le vas a dar?