Desde que hace casi ya dos siglos el escocés John Walker iniciará su andadura, la calidad de sus barricas ha convertido a esta marca en referencia mundial en la materia. Hoy, trabajamos la Historia de Johnnie Walker Blue Label para detallar algunas de sus principales particularidades. El actual master blender de la marca, Jim Beverridgel, ha logrado llevar a este whisky escocés a cuotas de mercado al alcance de muy pocos.

Jim es considerado hoy como una de las “narices más valiosas del mundo”. Tal es el hermetismo de la marca que ha habido menos master blender desde el nacimiento de la marca que reyes británicos. Un rasgo completamente único y especial que hace de esta marca un icono mundial.

CURIOSIDADES DE JOHNNIE WALKER BLUE LABEL

  • Apenas una de cada diez mil barricas de la casa Johnnie Walker, cumple los requisitos necesarios para la elaboración de esta variedad.
  • Su verdadero secreto es una mezcla exquisita y cuidada entre whiskies viejos y algunos jóvenes que le dan fuerza. Es una variedad de algo más de 40 variedades de whiskies que provienen de destilerías ya cerradas y desaparecidas, algunas desde hace más de 50 años.
  • Su color azul es un tributo a la Casa Real Británica, al ser este color el distintivo indicativo de ella. De hecho en sus orígenes, únicamente sólo se ofrecía a la casa real británica esta variedad.
  • Cada botella que se comercializa está numerada y con sello de autenticidad. Su exquisita presentación en estuque propio y siguiendo la estética de embotellado de la marca, ha convertido la BLUE LABEL en un referente mundial.
  • Como parte de su carácter selecto, dejará de producirse en unos años lo que hará que estas botellas se conviertan en objeto de coleccionistas casi con total seguridad dentro de unas décadas.

Cualquier amante del whisky debe tener una de estas botellas en sus vitrinas. En Bodegas El Barril apostamos por la calidad y ésta no es la excepción. Aquí puedes conocerla más de cerca.