No hay nada más placentero que disfrutar de la familia o amigos saboreando un buen vino. Las conversaciones de sobremesa acompañadas por nuestros licores favoritos son el cierre perfecto para una reunión.

A la vez que disfrutamos de nuestras bebidas podemos colaborar con el cuidado del medio ambiente. Los botellones que utilizamos son reciclables y reutilizables. Hay varios usos de botellones que podemos hacer una vez que estén vacíos:

  • Tarros para guardar comida.

Los botellones son perfectos para guardar y conservar los alimentos. Arroces, pasta, lentejas, miel y muchas cosas más pueden ser almacenadas en un botellón.

  • Dispensador de jabones

Añadiendo un pequeño dosificador a la parte superior podemos tener un elegante dispensador de jabón para el baño.

  • Maceta para plantas

Tus plantas luciran radiantes en un botellón. Además cambiarles el agua será una tarea muy cómoda.

  • Elementos decorativos

Los botellones ofrecen muchas posibilidades de decoración. Podemos llenarlas de arena y conchas para darle un toque marino, jugar con piedritas y granos de arena de colores o pintarlas por fuera con los diseños más originales.

  • Regadera

Utliza los botellones para mantener sanas y hermosas tus plantas. Basta con añadir el dosificador adecuado y obtendrás un práctico sistema de riego para tu casa o jardín.

  • Portavelas

Los botellones son magníficos portavelas. Se rellena con arena una parte de la botella para asentar la vela y se obtiene un elegante sistema de iluminación casero para amenizar nuestras noches al aire libre.

Estos son los usos más sencillos para reutilizar tus botellones. Para los más manitas o los que tengan a mano alguien con las herramientas adecuadas las posibilidades son infinitas. Se pueden hacer percheros a partir de botellones, vasos de vidrio, peceras, estanterías soportadas por botellas, candelabros y mil cosas más.

Con los botellones es posible disfrutar de nuestros sabores preferidos y cuidar nuestro entorno al mismo tiempo.