Las navidades están cada vez más próximas y los trabajadores de las empresas esperan con ansia que les obsequien con una cesta de navidad llena de productos. Es muy habitual encontrarse polvorones, turrones, embutidos y alcohol en cestas de navidad, aunque las hay mucho más originales, pero… ¿sabes cuál es el origen de las cestas de navidad? Te lo contamos.

Las cestas de navidad: El origen

Debemos remontarnos unos cuantos siglos atrás y situarnos en la época del Imperio Romano, ya que fueron ellos quienes comenzaron con esta tradición. En aquellos tiempos se hizo costumbre que el patrón repartiera cestas con comida a los trabajadores a modo de obsequio, la cesta que se repartía se conocía como “sportula”.

La sportula era muy parecida a las cestas de navidad de hoy en día, estaba fabricada con mimbre y se entregaba en diciembre con motivo de la celebración de la fiesta pagana Saturnalia, en honor del dios Saturno. Poco a poco esta tradición se fue extendiendo.

En España, esta costumbre comenzó a ser popular a partir del siglo XIX, eligiendo las navidades como fecha para hacer este regalo, aunque también se extendió a otros países como Italia o Inglaterra. La costumbre la adoptaron especialmente las organizaciones públicas y poco a poco se fue popularizando de manera que también las empresas privadas decidieron obsequiar así a sus trabajadores.

En la actualidad España es uno de los países que más cestas suelen repartir, aunque con la crisis económica que se sufrió en 2008 hubo muchas empresas que optaron por prescindir de realizar este regalo a fin de ahorrar, en los últimos años con la recuperación económica, la mayoría de las empresas siguen con la tradición. Podemos encontrar cestas de todos los presupuestos, que pueden oscilar entre las que están valoradas en 30€ hasta cestas valoradas en mas de 1000€. Todas ellas con grandes lotes de vino y alcohol de la mejor calidad como el que te ofrecemos en Bodega El barril.